18 ene. 2012

el praico

Este es el lugar maravilloso de donde procede mi familia paterna. Mi padre, hombre muy afortunado, creció en este paraiso camprestre rodeado de pinos, árboles frutales, huertas, cabras, ovejas, corderos...Durante esos años en los que yo me encontraba en plena fiebre adolescente dejé de ir a esta romería por sentir mucha vergüenza, pero desde hace unos años mi propio padre me nombró embajadora del praico, y ya no solo no me pierdo una, sino que animo a todos mis compinches a que vengan cada año.

A pesar de ser completamente atea las procesiones me encantan. Y esta en particular me parece tan bonita, con esos santos pequeñitos que se pasean por los bancales.

Creo que tengo que practicar con la torta de chicharrones para incluirla en la carta de Repostería Birdie, la que probé el domingo pasado en la romería estaba increible. Debería proponerle a Juana, la amiga de mi madre que horneó esa torta tan rica, que nos enseñara en uno de los talleres de Labores Modernas de la próxima temporada de primavera en mi casa-taller.






1 comentario:

  1. Pero que bonito es todo por favor! me encanta, buen trabajo Amor.

    besos y achuchones
    Rimby

    ResponderEliminar