8 abr. 2012

mi lista de cosas que hacer en Barcelona


A pesar de ser chica de pueblo necesito como agua de mayo pequeñas dosis de ciudad. Tener tu propio huerto, vivir en un pueblito de 1000 habitantes, despertarte con los pajarillos que se pasan por tu limonero cada mañana...todo eso es estupendo, pero estas visitas a la ciudad me refrescan, me inspiran y me ponen mucho las pilas.

Después de pasar unos días en la que considero como mi segunda casa, compruebo que Barcelona es ahora más fea que hace diez años. Pero afortunadamente aún hay cosas geniales que me sorprenden y personas que la hacen maravillosa. Este es mi personal top ten de Barcelona:

  1. Las hamburguesas de Petit Burguer. La mejor hamburguesa de mi vida no la he probado en EEUU, la tomé el sábado pasado en la calle Fusina. Buenísima.
  2. La expo de Iñaki Bonillas en el Palau de la Virreina y la del colectivo Bestué-Vives en el Caixa Forum, excelentes recomendaciones del amigo Chuso Ordi.
  3. Chafardear en Els Encants, de esto no me cansaré nunca.
  4. La terraza con vistas de la casa nachomuli.
  5. La cerveza Moritz, hecha en Barcelona siguiendo la antigua receta original, muy rica.
  6. El 159 de la calle Consell de Cent. Este es sin duda mi rincón favorito a día de hoy, un antiguo patio interior que antaño fue una fábrica alemana de muñecas de porcelana, y donde ahora puedes encontrar, entre otros, Déjà vula tienda de objetos vintage más bonita del mundo. Lo más difícil aquí es decidir qué te llevas a casa, lo quiero todo.
  7. La expo de Francisco Murcia en su pisito del Raval. Su autorretrato ya cuelga de las paredes de casa Birdie, este chico es muy prometedor. 
  8. Le Fortune, de esta tienda de ropa y complementos solo para chicas también lo quiero todo.
  9. Los cócteles del Milano. Aunque desde fuera parezca un antro, hay que superar el prejuicio y bajar la escalera, sorprende lo bonito que es.
  10. Muli, Nacho, Joseda, Davisi, Chuso, Lucas, Sagui, Ana...los colegas siempre lo mejor en cualquier sitio.









Y un bonus track: la pasta fresca casera de la espaguetería Agliolio e Peperoncino, en el 157 de la calle Hospital. Sinceramente nunca habría entrado en este sitio si no me lo hubieran recomendado, no es bonito y pasa totalmente desapercibido, pero esos platos de pasta casera se merecen que a estas chicas les hagan un monumento en el Raval. 

Y después de las vacaciones, feliz back to reallity!

No hay comentarios:

Publicar un comentario